Laberintos

¿Quién mejor que Jorge Luis Borges para introducirnos al tema de los laberintos? A Borges le fascinaba el símbolo del laberinto y lo utilizó muchas veces en sus cuentos. Luego de leer “Los dos reyes y los dos laberintos”, mis alumnos escribieron sobre qué les inspiraba la noción del laberinto. Surgieron trabajos muy profundos en los que ellos y ellas se adentraron en las encrucijadas de la mente y de las emociones y así nació esta sección que no tiene desperdicio. Han elegido seudónimos para esta actividad para poder expresarse más libremente.

Que disfruten de este paseo y que encuentren la salida …

Esperamos comentarios y/o relatos de sus propios laberintos.

Gracias por participar,

Mónica Mulholland

 

35 Comments

Alexandra Underwood November 1, 2011 at 2:39 pm

Alexandra Underwood
25 de Octubre, 2011
Español 315

En la sociedad de hoy, Dios puede significar algo diferente para cada persona. Él podría representar una deidad poderosa, un sentimiento, o el medio ambiente. Las perspectivas de todos en el mundo son diferentes. Un tema común a lo largo de numerosas religiones y creencias es la idea de que dios conoce todos los planos para el pasado, presente y el futuro. Dios tiene el plan de acción para la vida. En los dos reyes y los dos laberintos de Jorge Luis Borges, demuestra este concepto cuando se cuenta la historia del laberinto. Esta historia demuestra cómo los reyes deben buscar a dios cuando están confundidos o cuando no se conocen los planes del futuro. La confusión y la maravilla son operaciones de Dios. El laberinto simboliza el curso de la vida porque uno no sabe cómo llegar al final y no conoce los obstáculos que se interponen en el camino. La creencia en un dios es esencial para la vida humana, porque la gente no conoce el curso de la vida o el futuro.
El laberinto representa muchos los aspectos de la vida humana; cada esquina o puerta cerrada simboliza un problema en la vida que debemos enfrentar y revalorizar para encontrar la mejor solución. En esta historia, los reyes se enfrentan con un problema difícil- tenían que resolver el laberinto. Estos reyes eran hombres de fe y tuvieron que depender de dios para sobrevivir, de lo contrario habrían perecido. En mi experiencia, mi creencia en dios me ha ayudado a superar numerosos obstáculos y me ha hecho una mejor persona. Los humanos no pueden andar por la vida solos. En general, la confianza de dios proporciona una sensación de esperanza, protección y tranquilidad para el futuro.
La vida es como un laberinto, impredecible y desconocido. Como seres humanos, debemos confrontar la vida un día a la vez y enfrentar a los problemas actuales porque no podemos controlar el pasado o el presente. Ninguna religión es perfecta para todos, cada uno tiene sus propias creencias y su manera de comunicarse con Dios. Sin embargo, La esperanza y la certeza de una deidad es esencial.

    Alexandra,
    Tienes mucha razón cuando dices que el laberinto presenta muchos aspéctos de la vida y los obstáculos los debemos superar, aprender de ellos y valorar. Me parece que ésto es muy importante para crecer como personas en todos los ámbitos de nuestras vidas.
    Tú mencionas que los humanos no pueden andar por la vida solos, y en esto, yo creo que depende de cómo sea su vida espiritual. Yo, por ejemplo, no creo ni pertenesco a ninguna religión. Hoy en día hay tantas religiones en el mundo es increible cuando las estudias y descubres lo similares que son.Tampoco estoy segura de que Dios exista, creo mucho en la energia que nos rodea y moldea nuestras acciones lo que me lleva a lo que dices que ninguna religión es perfecta y que cada uno tiene sus creencias. Esto es muy cierto-volviendo a mi ejemplo de no praticar ninguna religión- estoy de acuerdo contigo de que la esperanza y la certeza de una deidad o una teoría en las vidas de los seres humanos es esencial para enfrentarse con los laberintos de la vida.

    p.d.: No tenía la menor idea que significaba “deidad”. Gracias! Uno aprende algo nuevo todos los dias.

Nicole Traverso-Baldeon November 2, 2011 at 7:01 pm

Los laberintos de la vida
La vida es un conjunto de retos y experiencias que a lo largo de nuestras vidas tratamos de superar de la mejor manera posible. Muchas de aquellas experiencias nos ayudarán a mejorar en infinidad de aspectos, mientras que los retos nos ayudarán a saber quiénes somos realmente y qué podemos llegar a lograr.
Para mí, el hecho de haber tenido que dejar mi país para venir a establecer una nueva vida en los Estados Unidos no fue nada fácil. Al contrario, ha sido un camino de constantes caídas y al mismo tiempo de reflexión que juntas han felizmente llegado a formar el carácter que tengo y la seguridad que puedo transmitir a través de mis actos.
Cuando llegué a este país, aparte de no saber el idioma, me di cuenta de lo inútil que era a mis 15 años. Por ejemplo, no sabía cómo hacer funcionar una lavadora, no sabía cómo preparar el desayuno o la cena y pues hasta hacer un pedido de comida rápida era para mí difícil. Recuerdo muy bien que en aquellos tiempos yo renegaba mucho por el hecho de que en mi país, mi mamá nunca me había enseñado a hacer este tipo de cosas ya que era ella la que las hacía ó muchas veces era la chica que nos ayudaba.
Poco a poco fui involucrándome más en las cosas del hogar así, sin darme cuenta, maduré sumamente rápido y aprendí a hacer cosas que jamás imaginé lograr hacer. Para mi mamá era genial el hecho de que yo pudiera desenvolverme de una forma muy natural en un ambiente al que nunca estuve acostumbrada pero la realidad es que la vida se encargó de abrirme los ojos a realidades que yo rotundamente ignoraba.
Así mismo, es la vida misma la que muchas veces nos pone en situaciones riesgosas o poco confortables para así enseñarnos cosas que son necesarias para poder sacar lo mejor de nosotros y demostrarnos todo lo que podemos llegar a lograr si nos lo proponemos.
-NK-

    Hola Nicole

    Su cuento me hizo recordar sobre la historia de mi mama cuando ella vino a este pais. Ella tambien tenia 15 anos cuando llegó e igual tuvo gran dificultad adaptandose a las costumbres aqui en los EEUU.
    Cuando yo era joven, yo tambien tuve que acostumbrarme de cuidarme a mí mismo porque siempre dependi de mi mama. Ella siempre me decía, “Carlitos tienes que lavar su ropa, lavar los platos, limpia tu baño porque no siempre voy a estar aqui”.
    Entonces tu y yo tenemos que seguir trabajando y agradeciendo lo que nuestros padres han hecho por nosotros.

    Carlos

    Hola Nicole,

    Estoy de acuerdo de que la vida es un conjunto de retos y experiencias. Y también que muchos de estos retos y experiencias nos ayudan a mejor como persona. Al mismo tiempo nos ayudan a conocernos a nosotros mismos. Al leer tu historia me acurde cuando yo vine a los Estados Unidos a los 9 años. Fue una época súper difícil para mí porque no conocía el lugar, ni la lengua y tampoco a mi mama que vino a los EEUU cinco años antes. Afortunadamente vine con mi hermano mayor así que no me sentí tan solita. De todas maneras fue difícil pero no me arrepiento de ver pasado por eso porque como tu digites, los retos nos hacen forjar con carácter más fuerte. También he aprendido a apreciar lo que tengo y luchar por aquellas metas que me proponga en la vida.

    Judy H.

Los laberintos de la vida

¿Qué es un laberinto? Un laberinto es un lugar formado por calles y encrucijadas, para confundir a la gente que se adentra en él. También lo podemos encontrar en nuestras vidas; ya sea en un juego o un problema, todos los días podemos pasar por un laberinto. Los laberintos de calles pueden ser de diferentes formas; cuadrados, rectangulares, circulares, etc.….En ellos puede haber puertas, con salida o sin salida, escaleras y callejones sin salida. Encontrar la salida no siempre es fácil. Toma tiempo y paciencia.

Los laberintos de la vida son algo mas simbólicos. Se puede decir que la vida es un laberinto con puertas, corredores sin salidas, o salidas falsas y fáciles. Toda la gente va por un laberinto todos los días y se podría decir que el final del día es la salida.. Mucha gente sufre en el transcurso encontrando la salida del laberinto de sus vidas algunas no logran encontrar la salida. Siempre hay que tener paciencia para lograr encontrar la salida.

Ninguna persona debe darse por vencida sin antes haber intentado y usar hasta el ultimo recurso necesario para llegar a la salida tan anhelada. No existe laberinto mas complejo que aquel en el que uno mismo pone sus propias barreras y obstáculos. La salida para cualquier laberinto siempre existe siempre y cuando te propones encontrarlo siempre sales victorioso.

A veces podemos estar perdidos en el mismo laberinto por mucho más tiempo del que deberíamos pero nunca hay que perder la fe y ser paciente. Los laberintos siempre van a tener obstáculos y retos que uno tiene que superar para encontrar la salida. Los obstáculos de los laberintos de la vida hay que verlos como retos de la vida que nos hacen más fuertes como persona y nos hacen madurar Por que cuando uno es paciente y se empeña en encontrar la manera de salir del laberinto no existe laberinto alguno que pueda vencer a cualquier persona

    Me encantó la manera en que comparaste los laberintos de las calles con los laberintos de la vida real, de verdad que fue una manera muy interesante de presentar tu punto de vista. Después de leer tu post me encuentro muy identificada con tu punto de vista ya que como seres humanos, yo creo que todos los días nos enfrentamos a diferentes tipos de laberintos.
    Como tú dices, muchos de estos laberintos son fáciles de resolver así como otros pueden llegar a ser laberintos my complejos que nos pueden llevar años en encontrar la salida perfecta. Sin embargo, yo soy de la idea de que cuando uno está en situaciones realmente difíciles en las cuales muchas veces encontrar la salida es casi imposible, son en efecto enseñanzas que marcaran nuestras vidas por siempre y nos enseñan a ver que somos capaces de lograr y cuanto podemos hacer.
    Muy buen post
    -NK-

    Jurp,
    A mí me gusta lo que escribiste. Tienes razón, la vida siempre tiene retos y obstáculos pero como dijiste tú, tienes que ser paciente y tomar tu tiempo. Si los laberintos de la vida fuera fáciles, nadie tendría dificultades en su vida, todo estaría bien y feliz. Sin embargo, la vida no es como así, es ardura y a veces implacable.
    Lo que me gustó de que dijiste era que, “los laberintos siempre van a tener obstáculos y retos que uno tiene que superar…los obstáculos…de la vida…nos hacen más fuertes como persona y nos hacen madurar.” Lo que dices aquí es la verdad. Ese me recuerda de algo en la Biblia que, más o menos, dice, “Dios no te da nada en cual no puedes superar. Te da retos y obstáculos en cual tú puedes vencer.” A mí, es la verdad. Cualquier persona puede superar todo lo que está dado a ella. Entonces, si, algunas veces la vida estaría difícil pero calmase, sea paciente y sigue adelante en todo lo que hace.

Los laberintos de la vida
En la vida tenemos muchos obstáculos que vencer, estos nos pueden parecer laberintos sin duda alguna, ¿pero realmente lo son? Hay circunstancias que enfrentamos, como la muerte de un familiar, quizás el sobreponerse a ello nos parece imposible. También, el anhelo de poseer ó alcanzar algo en la vida, como un titulo profesional, pero que nos lleva a sobrepasar innumerable desafíos.
Un par de anos atrás, mi mejor amiga perdió a su madre en un accidente automovilístico. Su madre fue una mujer ejemplar y llena de una vitalidad extraordinaria. Su muerte fue triste porque se pudo evitar, el hombre que choco su carro estaba en estado de ebriedad al momento del choque. Lo triste también fue que mi amiga ese mismo día cumplía años. Después de un día largo en la universidad, contenta por celebrar su cumpleaños contesta el teléfono y ahí se lleva la sorpresa más horrible de su vida, su madre había fallecido minutos antes. Lo sorprendente fué, el conductor ebrio, causante de la muerte, llegó a sobrevivir. Por un año entero después del triste incidente, mi amiga se sumergió sumamente en la tristeza y odio. La muerte de su madre le parecía imposible de superar como un laberinto sin salida. Con la ayuda de Dios y un tratamiento psicológico, después de dos años aproximadamente, mi amiga vuelve a vivir y supera definitivamente la muerte de su madre.
El anhelo de cumplir con el sueño de conseguir un título profesional no es sencillo. Muchas veces tenemos que escoger caminos pora llegar y conseguir nuestras metas. Estamos siempre en el dilema de priorizar una cosa por otra. Si queremos realmente ese objetivo realizado evitamos lo que nos podría atrasar en el camino. Al igual que un laberinto, nos desviamos y seguimos buscando puertas que nos llevaran a la salida ó la recompensa. Eso mismo hacemos, nos esforzamos para terminar la universidad, teniendo que trabajar al mismo tiempo, el caso de muchos de nosotros. No es fácil ese camino pero la convicción de conseguir nuestra meta nos da fuerzas para vencer obstáculos y encontrar la salida.
En conclusión, la vida es un laberinto y solo depende de nosotros encontrar la salida. Al igual que mi amiga, llego a superar la muerte de su madre o ser querido. También encontró el camino de perdón que le permitió seguir adelante en su vida. Del mismo modo, nuestros sueños y objetivos en la vida son un laberinto pero nosotros mismos tenemos la capacidad de encontrar el camino para conseguirlo. Sin duda el recorrido esta lleno de tropiezos y decisiones pero solo con paciencia y esfuerzo llegaremos a salir de ello.
XXXXX

    La manera en la que tú relacionas los laberintos con situaciones que pueden pasarnos a cualquiera de nosotros me gusta mucho. Como en el caso de tu amiga, que lamentablemente sufrió el fallecimiento de su madre. Y que me imagino a de ser un acontecimiento sumamente traumático, especialmente como tu mencionas que fue el día de su cumpleaños. Pero por lo que tú nos cuentas tu amiga salió adelante a pesar de la tragedia. Esto es un gran desafío con muchas barreras, falsas salidas y puertas, la manera en la que tú relacionas lo que le paso a tu amiga con un laberinto me gusta mucho porque yo lo veo de la misma manera. Tu amiga no veía la salida al laberinto pero con ayuda de Dios y psicológica ella logro encontrar la salida en su laberinto de la vida. Y así como la historia de tu amiga me imagino que ha de haber miles de personas con situaciones muy similares a las de tu amiga, y que tal vez sigan buscando esa salida tan anhelada. También me di cuenta que tu identificas el terminar la carrera con un laberinto, yo sé que muchos de nosotros nos identificamos con esta similitud por que no es fácil para nadie. Me parece muy interesante como dices que cada quien sabe cuáles son su prioridades y así alguna personas logran encontrar la salida al laberinto más rápido que otras.

Los laberintos de la vida

En el transcurso de mi vida, he tenido muchos laberintos, de los cuáles he aprendido mucho y me han ayudado a ser la persona que soy hoy. Uno de mis laberintos ha sido el que empezó cuando era pequeña. El laberinto de mi religión y vida espiritual.
Fui bautizada católica, toda mi familia es católica, crecí en un país donde la religión dominante es el catolicismo, asistí a un colegio católico dirigido por madres de la orden Dominicana desde que tenía 5 años. Aprendí a rezar el Padre Nuestro, el Ave Maria y el Credo. Memorizé los 10 mandamientos e iba todos los domingos a misa. Sin embargo, jamás entendí la religión católica. Cuando tenía 13 años leí la biblia y tomé clases de teología. Atendí a varios retiros espirituales organizados por mi colegio y a los quince años decidí que la religión Católica simplemente no tenía sentido para mi.
Decidí explorar diferentes religiones. Empezé a ir a un templo Krishna-Indú a pocos minutos de mi casa con una amiga. Asistía todos los domingos a las celebraciones y con el tiempo me volví devota y leí muchos libros de karma, meditación, reencarnación, Krishna y me volví vegetariana. Claramente, mis padres y abuelos no estaban muy contentos, pero hasta el día de hoy respetan mis decisión de no ser católica.
Pasado el tiempo, entendí que Hare Krishna tampoco era para mi. Nunca comprendí el concepto de adorar a varios dioses y mucho menos levantarme a las 4:30 a.m. para ir al templo y adorar a Krishna. No tomar alcohol-tampoco soy una alcóholica, pero creo que tomar socialmente es acceptable- no bailar y vestirse con mantos. Entonces decidí seguir buscando, fui a iglesias mormonas, lo que duró menos. Tomar café es inaceptable, pero té y Coca-Cola es aceptable. Acaso el té no tiene cafeina? Ningún mormon me supo dar una explicación a la que yo le veía sentido. Cuando vine a los Estados Unidos fui a una iglesia Cristiana, duré un mes. Desmayarse y hablar lenguas no va conmigo. Recientemente en Hong Kong fui a un templo Budhista. Incluso viajé a ver a “Big Buddha” en una isla de Hong Kong. Pero, a pesar de que traté de entender, y me gustó mucho la energía, a mi parecer la historia del Budhismo es un poco turbia, aunque reconozco que no he leído mucho al respecto.
Hasta ahora estoy en el laberinto, pienso que la religión es sólo un método social. Creo que Dios existe pero no estoy convencida de que pertenezco a ninguna religión ni tampoco que encuentre una. No porque crea que todas están equivocadas, sólo que en este mundo hay mas religiones que niños felices, como canta Ricardo Arjona, y el “no puedes hacer esto, no puedes hacer aquello” me parece absurdo. En este momento en mi laberinto, creo en la energía que nos rodea y que está en constante movimiento, sea Dios o no, no lo sé, pero creo firmemente que hay que obrar bien para recibir el bien.

    Al leer tu post, me sentí completamente identificada. Yo asistí toda mi vida a colegios Católicos, estuve 7 años en el colegio María Auxiliadora (en mi país), en el cual aprendí de todo, pero menos a valorara y querer mi religión.
    Recuerdo muy bien que muchas veces yo podía entender y percibir que en un ambiente en donde el gol era ayudar siempre al prójimo y ser siempre sencilla, era lo último que se podía ver. Muy al contrario en el colegio era una competencia entre estudiantes de ver quien llevaba la mejor mochila, útiles escolares, etc. A pesar de que siempre me queje de estas cosas con mi mamá, la respuesta de ella era que siempre fue así (ella y mi abuelita asistieron al mismo colegio). Después de muchas quejas mi mamá decido cambiarme de colegio, lo cual se lo agradecí bastante.
    Hoy en día, sigo presentándome como católica, pero casi no asisto a Misa, no creo en la confesión y en la comunión, para mí lo importante es saber que existe un Dios que todo lo ve, con el cual me comunico internamente, no hago daño a nadie, ni me meto en cosas que no me incumben y soy muy feliz digan lo que me digan.
    -NK-

    Hola Hello Kitty,

    Me interesó mucho saber sobre tu laberinto porque como tú, hay muchas personas que piensan que las religiones sólo son métodos sociales. Estoy de acuerdo contigo en el hecho de que hay más religiones que niños felices. Hoy en día hay más gente que se enfoca más en qué religión es la “mejor” y al hacerlo se pelean con otros religiosos para que al final de cuentas no hayan arreglado nada. Sólo crean conflictos. Yo, al igual que tú, crecí con una familia Católica pero yo sí sigo practicando la religión, sin embargo, entiendo como te sientes sobre elegir una religión ante muchas otras y todavía tener que hacer cosas que no nos gusta o encontramos inaceptables. Por ejemplo, mencionas que fuiste a iglesias mormonas y estabas en desacuerdo en como no permiten tomar café pero sí es aceptable tomar té y Coca-Cola cuando ambas bebidas también contienen cafeína. Y eso es verdad, yo también no entiendo como no permiten ciertas cosas, en especial algo mínimo como eso. Pero en fin, quien soy yo para criticar otras religiones cuando yo misma soy parte de una. Ji ji. Yo tengo un tío que es mormón y en algún momento me interesó saber más sobre la religión pero no hizo “click” conmigo. Por eso sigo con mi religión y estoy feliz con ella. Sin embargo, yo creo que no importa en que religión uno sea parte sino que todos estemos felices. Es bueno explorar y saber un poco más de cada religión para que nos informemos de que se identifican otras personas y así tener algo que platicar con ellos. Me gustaría saber si después te interesa otra religión para que me digas como te va ☺ gracias por compartir tu laberinto.

    Atte. Tiny (Emma Rojas)

“La vida es un como un libro abierto donde se escriben miles de historias”

La vida es una como un libro que empieza escribirse una nueva historia desde el día que nacemos. Mi vida ha estado siempre en constante cambio. Yo nací en un valle llamado Huanta en los Andes de Sudamérica. Sólo viví allí durante los tres primeros años de mi vida, para por primera vez mudarme hacia la capital. Los motivos de esta primera migración fueron la guerra civil que se suscitaba en la sierra por los anos 80’s. Mis padres, buscando un mejor porvenir, me enviaron junto a mis hermanas a Lima y ellos se quedaron por motivos de trabajo en Huanta, “la bella esmeralda de los Andes”. Ahora que han pasado muchos años estoy segura que el separarme de mis padres a tan temprana edad me serviría de mucho a la hora de vivir sola y lejos de mi familia en tierras lejanas. Viví en Lima por diecisiete años con mis hermanas y mis padres siempre turnándose visitas a Lima, ellos siempre estuvieron allí para velar por nosotras. Ellos tenían el negocio en Huanta ya establecido y el comenzar de nuevo en Lima sería difícil. Durante mi etapa estudiantil pertenecí al taller de teatro y participé en varias obras de teatro, donde me hubiera gustado que mis padres estuvieran presentes. Lamentablemente, por motivos de trabajo no se pudo pero en representación de ellos mi hermana mayor siempre estuvo presente. Esto sería solo el comienzo de mi historia que recién empezaba a escribirse como decía al principio es como un libro, pues bueno recién estaba en el primer y segundo capítulo. Mis padres y hermanas siempre me prodigaron mucho amor, el respeto siempre fue pieza clave en nuestro hogar. Mi familia siempre ha sido mi mejor ejemplo, ellos fueron los que me inculcaron que el estudio era la única manera de alcanzar nuestros sueños. Es así como a los diecisiete años soy la primera en dejar mi casa y me voy rumbo a Guadalajara a estudiar en la Universidad Autónoma de Guadalajara. Podría decir que a esa edad era más arriesgada y aventurera, bueno aun lo sigo siendo pero en menor intensidad. Y aquí comienza a escribirse nuevos capítulos en el libro de mi vida. Ir a un país sola dicen que es de valientes, yo más bien creo que siempre quise ser la pionera de mi familia y siempre m gusto enfrentar nuevos retos. Vivir en México me enseño cosas diferentes, fue allí donde aprendí a ser más independiente y a valerme por mi misma. México me cambio la vida, bueno me refiero a que mi vida daría un rumbo diferente el que se dio sin planearlo ni pensarlo. México tiene algo muy especial; fue allí donde me dieron la visa de turista para los E.E.U.U. Vine a este país por seis meses con la finalidad de aprender inglés y luego la idea era retornar a México pero los planes cambiaron. En esta parte de mi historia hubieron momentos buenos y malos ya han pasado diez años y aún sigo aquí tratando de forjarme un mejor futuro. Mi vida no ha asido fácil, me he caído miles de veces, pero he sabido levantarme y hacerle frente a los miles de obstáculos que se me han presentado. Creo que cada experiencia es un nuevo aprendizaje y me siento preparada para cualquier situación. Aun se siguen escribiendo historias en este libro de mi vida que algún día culminará cuando pase a mejor vida y de esta manera termine con mi leyenda personal.

    Me encanto leer tu historia! Yo también creo que la vida es como un libro, o mejor, una novela. Los obstáculos que nos ocurren nos hacen más fuerte. El más difícil obstáculo que hay es hacer o comenzar algo que nunca he sido. Yo admiro todo lo que has hecho, yendo a diferentes países. Para mi es difícil separarme de mi familia porque siempre estoy ayudándolos en lo que necesiten.
    Yo tengo un gran apoyo en la educación. En mi país, es difícil seguir estudiando y nosotros estamos afortunados de tener esta oportunidad. Cuando tuve a mi hijo, a los diecisiete años, es cuando dije que lo más importante es aprovechar los estudios.

    Todo lo que pasa en nuestros vida es por una razón, las consecuencias de nuestras acciones determinan el resultado.

    Sigue para adelante y no dejes que algo o alguien te pare.

Los tres hombres
Habían cuatro hombres que querían el secreto para ser jóvenes eternos. Ellos sabían de un viejo que sabia donde lo podían conseguir. Este viejo le dijo a los hombres, “Te voy ensenar como seguirlo pero me tiene que confiar y tienen que trabajar duro.” De ese tiempo los cuatro hombres fueron a una misión en un lugar secreto.
Los cuatro hombres estaban felices de comenzar el misión pero no sabían en que se iban meter. Al comienzo, se subieron en un barco y el viejo les conto, “Todos tienen el valor y la fuerza para seguir adelante, pero tienen que trabajar juntos.” Los hombres quisieron llegar lo más pronto posible. Llegaron a un desierto que tenía muchas puertas. Tenían que escoger las puertas para llegar a destino. Cuando abrieron la primera puerta un bruja salió a darle golpes y les contó “Si quieren el secreto, me tienen que pasar y nadie me pasa!” Los hombres tenían confianza, mataron la bruja y siguieron adelante.
No les importaba dónde iban sólo querían llegar pronto y corrieron en el desierto por todo lados. Después de un año, los hombres estaban tristes y cansados pero los primeros y terceros hombres estaban peor. El primer hombre no podía seguir, él tiró el bolsón al piso y dijo, “No voy a seguir, estoy cansado de correr con este bolsón.” Los otros tres hombres no estaban contentos pero siguieron corriendo. Ya solo quedaban los tres hombres y el viejo.
Cuando los hombres abrieron otras puertas tuvieron que pelear con soldados, dragones y mas brujas chiquitas y grandes. No descansaron de trabajar juntos aunque pelearon entre los tres. Un día, hubo una gran tormenta del siglo. Los tres hombres se perdieron y dos de los tres sufrieron más porque salieron paralizados. El último hombre les dijo, “Vamos a seguir adelante si quieren, te voy ayudar.” Los tres fueron con el último hombre rascando los dos. Después siete años de sufrir, llegaron al destino del secreto.
Cuando llegaban, estaban todo morados, cortados y desilusionados. El viejo les dijo, “Me alegra a verlos llegar; ustedes nunca pararon y siempre tenían fuerza.” Los tres hombres abrieron la última puerta y vieron a una mujer. La mujer les dijo, “Gracias por venir, se que trabajaron duro.” Ella les dio el secreto, por fin. En dos segundos, los hombres eran jóvenes eternos.
Los hombres que estaban paralizados ya podían caminar y correr. De la felicidad los hombres lloraron juntos. El secreto no era ninguna bebida o palabra mágica, era la fuerza del corazón que les dejó conseguir lo que estaban buscando. Los tres hombres tuvieron el corazón de oro para siempre.

    Me parecio muy interesante tu narrativa, la verdad me hizo mucho recordar a uno de mis libros favoritos “El Alquimista” de Paulo Coelho, en ese libro el autor menciona que cuando uno tiene un sueño, todo el universo conspira para que uno pueda realizarlo y todo esta en la fuerza del interior de uno mismo. La perseverancia es lo que a uno lo hace llegar a la meta y eso es el regalo mas grande cuando se consigue. Me gusto mucho la manera en que relatas la historia y la forma como plasmas tus ideas como por ejemplo mencionas a brujas, etc. Muy linda tu historia y lo mas interesante de todo que uno tiene que luchar por sus objetivos a pesar de las adversidades. Tambien creo que todas las cosas que pasan nos hacen mas fuertes y nos ayudan a seguir luchando.

Los Laberintos de la Vida

Mi laberinto es como la universidad. Hay muchos caminos alrededor de mí que no sé donde van. Antes de venir a George Mason, estuve entre la Universidad de Maryland o Towson. Pero cuando fue tiempo de escoger la universidad de mi futuro, escogí a George Mason porque simplemente ya no quería vivir en Maryland. Escoger la universidad fue un poco difícil porque cada una tenía sus propios beneficios para los estudiantes. Si yo iba a la universidad de Maryland, me quedaría en mi casa y cerca de mi familia. Si escogía la universidad de Towson, estaría cerca de la ciudad de Baltimore pero lejos de mi familia. Entonces escogí a George Mason porque estoy cerca de Washington, que conozco bien, y mi familia no está tan lejos.

También en mi laberinto, hay decisiones de qué estudiar. Primero, yo quería estudiar español y luego educación. Me encantaba aprender más de mi cultura y me gusta enseñar. Pero, en mi laberinto, tengo inspiración en cualquier parte que voy. Cuando era más joven, me gustaba bailar. Entonces empecé a tomar clases para prepararme en lo que venía, mi audición para entrar en la escuela de baile aquí en George Mason.

Entonces, hay muchas opciones que alguien puede escoger para sí mismo. Así como los laberintos, tienes que escoger el camino donde te va a ayudar a salir de sus problemas. Yo tuve muchas opciones que escoger pero sólo podía elegir una decisión. Creo que escogí una decisión sabia porque me gusta la universidad y hay muchas oportunidades para alguien que quiere estudiar lo que quieran.

    Carlos;
    Tienes toda la razón del mundo, yo también estaba muy estresada cuando tuve que elegir a que universidad asistir. Muchas veces, como jóvenes que somos nos hacemos muchas ilusiones cuando es momento de ir a la universidad, ya sea por seguir a tu grupo de amigos, por vivir solos o por experimentar la vida en la universidad. Sin embargo, dadas las circunstancias, muchas veces tenemos que dejar de soñar y ser realistas para así tomar buenas decisiones. Me alegra mucho que entre tantas opciones tu hayas elegido a GMU como mejor opción, y digo esto no solo porque en él está realizando tus sueños, pero porque se nota que tomas muy en serio el hecho de estar cerca a tu familia y eso dice mucho de ti y de tus valores.
    -NK-

Los laberintos de la vida
Los laberintos de mi vida son muchos porque nadie llega a realizar sus sueños sin antes afrontar obstáculos que le impiden realizarse en la vida. Cuando vivía en Perú, mi familia y yo éramos de bajos recursos, a veces no alcanzaba ni para comer. Algunas veces yo tenía que trabajar para ayudar en la casa.
Cuando finalmente llegamos a los Estados Unidos, las cosas también fueron difíciles para nosotros. Vivíamos en el sótano de la casa de mi tío. Nosotros éramos ocho, así que se imaginarán como dormíamos. Mi familia y yo no nos sentíamos cómodos de vivir ahí por las indirectas que recibíamos de mi tía. Mis padres se trazaron una meta y se pusieron a trabajar mucho en dos turnos completos para así poder comprar nuestra propia casa. Mis hermanos y yo estudiábamos y trabajábamos medio tiempo para así aportar junto con ellos y salir de esa casa lo más pronto posible.
Cuando entré al tercer año en una universidad de cuatro años, afronté muchos obstáculos que impedían mi superación. Primero porque en esa universidad me sentía discriminada por ser hispana y luego porque surgieron cosas en mi familia que me impedían estudiar cómo se debe. A mi mami en ese año le detectaron cáncer de seno y tuvo que ser operada tres veces y seguir el tratamiento por meses. Al mismo tiempo mi sobrinita que tenía tres años fue diagnosticada con un tumor cerebral. Esto nos afectó mucho a mí y a toda mi familia, en lo emocional y financiero. Yo tenía que cuidar a mi mamá, estudiar y trabajar. Esos años fueron muy difíciles para mí pero todo lo que hice valió la pena al final.
Con mucho trabajo y esfuerzo, mis padres lograron comprar una casa para nosotros donde desde entonces somos muy felices. Después de dos años de comprar la casa, mi papi compro un negocio de una gasolinera y un taller de mecánica. Este es un negocio de familia porque todos ayudamos y ponemos nuestro granito de arena para salir adelante. Ahora yo asisto a la Universidad de George Mason donde no hay prejuicios y donde estoy saliendo adelante con esfuerzo y dedicación.

    Alexandra Underwood November 9, 2011 at 2:11 pm

    Siempre es muy interesante aprender sobre grandes historias de éxito! has superado muchas dificultades y obstáculos tanto en el Perú y como en los Estados Unidos. El trabajo duro siempre vale la pena en el final. Espero que sigas teniendo un gran éxito en el futuro.

    No me tocaba responderte, pero después de leer tu historia quiero decirte que muy poca gente supera problemas de la manera que tu lo hiciste y estás haciendo, sale adelante y cumple sus metas. Sigue así! No tengo la más mínima idea de quien eres, pero wow admiro tu valentía. Quiero que sepas que en esta clase tienes amigas con las que puedes contar :).

    Profesora Mulholland: No vale corregir esto “plis”! ;)

    Qué bonita historia esa la que compartiste con la clase. Es muy difícil el llegar a un nuevo país y darse cuenta que muchas veces las personas que están supuestas a ayudarte son las que más problemas te traen. Pero al final del todo me alegra que tú y tú familia se hayan podido superar. Son un gran ejemplo para todas aquellas personas que se rinden fácilmente.

El mudarme lejos de mi hogar en California ha sido el obstáculo más grande dentro mi laberinto. Siempre he querido mudarme lejos a otro estado para estudiar en la universidad y a la misma vez ver qué diferente es este nuevo lugar. Sin embargo, sigue siendo un confuso laberinto para mí, ya que extraño a mi familia y he tenido problemas con la escasez del dinero a la que me enfrento a diario.

Nunca me imaginé qué difícil es estar muy lejos de mi familia y tener que acostumbrarme a no verlos. Es casi como si estuviera atrapada en un laberinto y siempre buscando la salida pero nunca encontrándola, no estando con mi familia.

Así mismo, el hecho de que tengo dieciocho años de edad no me ayuda a mantenerme sola sin la ayuda de mis padres. Ellos se divorciaron el año pasado y desde entonces, me siento captiva en un laberinto lleno de llantos, desprecio y tristeza. No es fácil tener que empezar de nuevo con una familia dividida pero cada día recuerdo el amor de mis padres y que no me debo dar por vencida. Tengo que encontrar la salida de aquel laberinto pase lo que pase y nunca mirar hacia atrás.

Sin embargo, la universidad ha servido como la luz que me guía a mi vida escolar y el apoyo de mis maestros y familiares han sido lo que me ayuda a diario a no pensar mucho sobre mis problemas.

Este laberinto en el que vivo es confuso pero también motivador ya que me ayuda a reflexionar en lo que tengo en mi vida y no mucho en lo que no. Me ayuda a seguir adelante con esperanzas de que algún día encontraré la salida hacia la felicidad.

    Emma!! no sabia que estabas dentro de este tipo de problemas ya que te veo siempre sonrriendo y feliz. Entiendo que debe ser dificil estar en un ambiente diferente al que estabas con personas diferentes y para peor sin tu familia. Mi obstaculo mas dificil de mi vida tambien fue cuando tuve que acostumbrarme a un ambiente completamente nuevo, cuando me vine a los Estados Unidos. Mi papa sigue viviendo en Chile aunque mis padres no esten serparados. Aunque mi papa venga a menudo a VA, no es lo mismo que vivir juntos. Tambien todas las tareas academicas y los deberes. Me imagino por lo que estas pasando. Ojala pases rapido esta obstaculo y animo. Nos vemos en clases!
    -Laura

Los laberintos de la vida

Cada persona en su vida ha estado en un laberinto con muchas dificultades. Algunos sí encuentran la salida pero otros piden ayuda. Como en el cuento de Jorge Luis Borges, sólo Dios puede crear un laberinto muy difícil pero él también te puede ayudar a salir. Un laberinto no sólo es un juego para ver quien lo pueda completar mas rápido sino todos los laberintos toman tiempo y paciencia.

Los laberintos de la vida a los que yo me prefiero son de las vidas de niños, adolescentes y adultos. Un niño puede estar en un laberinto cuando está en la escuela. Algunas veces puede tener una duda y tiene miedo de preguntar. Los adolescentes tienen muchos laberintos para completar. Tenen que estudiar mucho para tener buenas calificaciones en la clase y tomar la decisión de ir a la universidad para seguir estudiando. Los adultos están en un laberinto con sus familias y trabajos. Cada persona está en un laberinto continuo.

Yo, como mucha gente, estuve en un laberinto muy difícil durante mi vida. Lo mas difícil fue escoger una carrera y escoger una universidad donde estudiar. Yo estudié mucho para entrar a la universidad y lo hice para que mis padres y toda mi familia estuviera muy orgullosa de mí. El proceso de entrar a una universidad es muy difícil y ahora que estoy aquí voy a estudiar mucho. El laberinto de mi vida todavía no ha terminado porque todavía me falta mucho para aprender. Con paciencia todo en la vida viene a su tiempo.

    Hola Neyely,
    Me parece muy interesante como compararas la vida con las características del laberinto. La primera comparación que me llamo la atención es cuando la comparas con las etapas de desarrollo del hombre: la niñez, adolescencia y adultez. En cada una de ellas hay obstáculos que vencer y que pueden tomar tiempo y paciencia llegar a la meta. También me pareció muy singular de tu parte mencionar a Dios como el creador de los laberintos y al mismo tiempo el que nos puede ayudar a buscar la salida. Totalmente concuerdo en esa opinión.
    Comparto también tu punto de vista donde dices que el laberinto de tu vida no terminado aun, que te falta mucho que aprender. Eso siento yo también, creo que el laberinto es como un desafío que siempre se aparece en varias formas.
    Peace

Mi vida de este momento
Llena de giros, puntos muertos y terror, los laberintos, y sus obstáculos, pueden ser difíciles de superar en la vida real. ¿Cuales son unos obstáculos en ese laberinto que se llama la vida? Quizás escuela (primaria, segundaria o universitaria), un trabajo o un niño impaciente podrían ser obstáculos en la vida pero, en la mía ese no es el caso.
La vida es un laberinto en que muchas personas tratan de buscar felicidad. Tratan de alcanzar todo lo que desean en sus vidas antes de su último suspiro, y no soy una excepción. Quizás te preguntas, “¿cuáles son los dificultades en tu vida que te prohibían alcanzar lo que quieres? ¡Eres joven!” Pues sí, no tengo más que veinte y dos años pero hay mucho en mi vida que podría interrumpir mis planes de alcanzar lo mejor.
Soy la primera persona de mi familia lograr una educación superior (más que secundaria). Mucho del tiempo tengo el apoyo emocional de mis padres pero no financieramente. Ellos quieren que yo estudie, lograr un buen trabajo y estar estable financieramente en vez que ellos. Hoy día es muy difícil lograr dinero para pagar por su educación. Algo más que no me ayuda es que mis padres no tienen buen crédito. Ese me limita otras fuentes que yo podría tomar como préstamos privados. Si ellos tuvieran buen crédito y/o mucho dinero, no tuviera que preocuparme sobre cómo pagar por mi educación.
Otra cosa es que mis padres no estudiaron en la universidad. Algo con que tenía problemas cuando me matriculé por primera vez en la universitaria era que mis padres no me pudieron ayudar. Fue duro aprender cómo hacer todo sin su ayuda. Pienso que mucha gente tiene el placer de tener a lo menos un padre que asistió la universidad y por eso recibe mucha más ayuda en vez que yo.
Finalmente, el último giro en mi laberinto de educarme fue cuando tuve que mudarme para asistir la universidad de George Mason. Por cuatro anos estudié a una “pre-universidad” donde vivía. Fue fácil allá, tenía una rutina diaria. Cada lunes y miércoles solo fui a mis clases y luego a casa para hacer tarea. Los martes, jueves y viernes trabajé y también cada otro fin de semana. Mi vida fue holgada. Podría predecir lo que iba hacer tres semanas en el futuro. Fue muy duro mudarme acá. Al principio, no conocía ninguna persona por acá. La universidad era nueva y desconocida. Además, tuve que salir de mis amigos y las rutinas que teníamos juntos y mi familia.
Aunque tenía mudarme por un lugar desconocida sé que me ayudará hacerme una buena y educada persona. Mis padres me dicen todo el tiempo que, “Haz lo mejor que puedas. Este es tu futuro entonces estudie mucho y por eso la vida será más fácil.” Si, la vida podría ser ardua y como un laberinto pero si tratas de hacer lo mejor que puedas, todo estará bien al fin.

    sidespin44,

    De nuevo yo de metida, no me corresponde responderte, pero he leído historias increibles en el blog de la clase, que no puedo conmigo misma y me veo en la necesidad de decir algo- no puedo con mi genio!
    Saber que chicos o chicas como tú que son menores que yo- esto es una suposición claramente no sé quien eres- y que son maduros y responsables me alegra mucho. Y sé que la edad es sólo un número, pero he visto cómo jóvenes sin el apoyo económico de sus padres o simplemente la guía de su familia para ciertos procesos, simplemente no se sienten motivados a triunfar como profesionales o personas. Tú sin embargo, eres un ejemplo que muchos jóvenes deberían seguir, porque son-bueno somos- el futuro de nuestro país. Tomaste las riendas de tu destino sin apoyo económico de tus padres y las semillas que estás sembrando darán muy buenas cosechas.

    Sidespin44,

    Me gustó mucho lo que escribiste porque me puedo identificar con esto en muchas maneras. Primeramente, sé que es muy difícil estar en la universidad si no tienes el apoyo financiero de tus padres. Yo también soy la primera en mi familia en ir a la universidad aquí en los Estados Unidos. Mi papá fue a la universidad en Perú pero claramente se sabe que todo es diferente allá. Yo tampoco tuve a nadie quien me aconseje en todo el proceso y en las cosas que tenía que hacer cuando acabé la secundaria. No hubo nadie quien me apoyara, todo era confuso para mí. Esto fue muy difícil, tuve que aprender todo acerca de la universidad por mí misma. Ahora que ya sé acerca de esto, le ayudo a mi hermano menor para que no tenga que pasar lo mismo que yo pasé, porque sé que es una experiencia desagradable y muy complicada.

    Todos los padres quieren lo mejor para nosotros y aunque no puedan ayudarnos financieramente siempre tenemos su apoyo incondicional en lo que puedan. Entiendo que tus padres no te puedan ayudar financieramente y tal vez a muchos de nosotros nos pasa lo mismo. Por ejemplo, yo actualmente pago la universidad con los préstamos que consigo de la universidad. Me imagino que esto para ti es muy difícil, tener que pagar tus estudios, pero creo que todo esfuerzo vale la pena al final.

    Para mi asistir a la universidad es un poco difícil porque vivo a más de una hora de distancia de la universidad, así que tengo que manejar todos los días para poder asistir a clases. El tráfico es mi enemigo y siempre está a mi lado, así que gasto hasta cuatro horas de mi tiempo manejando para venir y regresar a mi casa. Esto es difícil porque fácilmente podría usar esas horas para estudiar. Bueno, pero me alegro que tu haigas tenido la oportunidad de poder mudarte, aunque sé que el cambio es difícil, a veces uno tiene que sacrificar cosas para lograr sus metas. Suerte en todo y sigue adelante, que llegarás lejos.

La vida en si es un laberinto. Lo podemos ver a través de historias como ‘Los dos reyes y los laberintos’ de Borges o en nuestra experiencia propia. Depende de cómo uno viva su propia vida, el laberinto será difícil o fácil de resolver. Cada uno pone sus propios obstáculos, que pueden ser complejos o simples. Muchos pensaran que poniendo obstáculos simples, será fácil de resolver y vivir una vida sin problemas. Pero no es así. Poniendo obstáculos complejos y resolviéndolos uno por uno le dará la técnica y simplicidad de poder resolver otros problemas más difíciles o inesperados. Puede ser cansador y costoso en un corto plazo pero a la larga será una enseñanza para poder seguir adelante. Mi laberinto de la vida no ha sido ni muy complejo ni muy simple. Como la mayoría de las personas, el comienzo fue fácil ya que mi laberinto estaba moldeado por mis padres. Mientras seguía y seguía, mi laberinto fue volviéndose más difícil. El obstáculo más difícil de resolver fue cuando me tuve que venir a los Estados Unidos. No sabía cómo llegar a la próxima etapa del laberinto y me atasque por un buen tiempo. De a poco fui liberándome de aquel y pude seguir adelante. Ahora que lo pienso, fue solo una etapa más dentro de las muchas por las que había pasado. Ahora siento que seré capaz de resolver otros con más sabiduría. Habrán muchos tipos de obstáculos. Unos tenebrosos, complejos, fáciles de resolver y difíciles de resolver. Otros divertidos, dudosos, inesperados, entre otras. Lo importante es que siempre habrá una salida del laberinto. Depende de cómo vivamos nuestras vidas, nuestros laberintos cambiaran.

    Laura,

    Me encanto lo que escribisteis sobre los laberinto y el laberinto de tu vida. Yo también estoy de acuerdo de que los laberintos pueden ser difícil o fácil para resolver. Me gusta como escribisteis de que tu laberinto fue moldeado por tus padres porque es cierto para todos. Estoy muy feliz que pudisteis resolver tu obstáculo cuando llegasteis a los Estados Unidos porque yo también tengo familia que ha tenido muchas dificultades al llegar a los Estados Unidos. Los laberintos de la vida traen diferentes emociones como tu mencionas en nuestra vida y te deseo suerte para que tu completas el laberinto de tu vida.

    -Nayely Miranda

El pasado es historia, el futuro una fantasía ye l presente es un laberinto. La vida está llena de obstáculos que muchos casos no nos permiten alcanzar nuestras metas. Siempre hay salidas pero uno se tiene que esforzar y destacar para salir adelante. Por ejemplo, uno de los retos que ha impactado mucho mi vida ha sido el aprender inglés a los dieciséis años de edad. Al principio pensé que estaba en un laberinto sin fin porque no entendía el idioma. Ingles me parecía imposible de aprender. Sin embargo, mis papás me apoyaron y me matricularon en unas clases intensivas de inglés. Estas clases fueron una ayuda magnifica. Ya después de un par de meses podía sostener conversaciones con otras personas en inglés. Este fue in reto que me dio mucho estrés y me hizo pensar que no iba a poder lograrlo. Pero yo tenía perseverancia y mucha fe en mí y esto me hizo ver la salida de ese laberinto.
En este momento, también estoy enfrentando otros retos. Ya estoy empezando a vivir como una persona adulta y son muchas las responsabilidades que tengo que enfrentar. Por ejemplo, tengo que pagar la gasolina de mi carro cada semana, mi vestuario y comida. Tengo que responder con mis responsabilidades universitarias y sacar buenas notas. Tengo que ayudarle a mis papás a cuidar a mis hermanas ya que ellos están trabajando y aunque esto no sea mucho que digamos, a veces se me dificulta distribuir el tiempo y cumplir con responsabilidad. En ese reto estoy en estos momentos pero al final siempre trato de verle el lado positivo a la vida y disfrutar al máximo cualquier cosa que esté haciendo. Al fin y al cabo lo que más importa es vivir el presente e intentar buscar una salida del laberinto en que uno se encuentre. Todo ser humano viene al mundo sin instrucciones de cómo vivir la vida. Por esta razón, los obstáculos que se presentan son la enseñanza para obtener sabiduría.

Estoy muy impresionada por las reflexiones de todos en este blog. Soy de acuerdo que la vida es un laberinto, y que tenemos todos que viajar solo en él.

Para mí, el laberinto de mi vida ha sido muy enredado. Nací en una familia de recursos limitados, la mayor de cuatro niños. Con el tiempo, tenía éxito de graduarme de la universidad y hacerme diplomático e incluso embajadora.

Mi esposo y mis hijos son el centro de mi vida. Mi hija es bella e inteligente, una científica y madre de mis dos nietos encantadores. Pero no dejo de llorar la muerte de mi hijo, a la edad de 25 años, en una colisión de dos aviones. Así la bondad de la familia se mezcla con la amargura de la pérdida.

La última ironía es que, después de pasar toda mi vía a establecer mi independencia de mis padres, vivo ahora con mi madre en casa. Viuda, ella tiene 86 años y no tiene otro lugar adecuado para irse. A veces es muchísimo difícil vivir con mi madre, pero en mismo tiempo soy feliz de poder ayudarla en sus últimos años. Por supuesto, nunca esperé estar en esta situación, todavía me parece apropiada.

En resumen, la vida es muy sorprendente, y el laberinto es tortuoso. Ya no puedo ver la salida, y no tengo ninguna prisa terminar la ruta. Es difícil, cierto, pero es apasionante también.

Todas las personas tienen que atravesar muchos desafíos en su vida. Aunque estos desafíos no son plantas venenosas o tiburones grandes, igual son difíciles. Estos desafíos pueden ser muy comunes como la tarea de matemáticas o un examen muy difícil o algo que tiene que ver con amigos o familia si tú y ellos no están de acuerdos. Sin embargo, no es tan importante de qué es el desafío como que vas a hacer para resolverlo. Necesitas usar la imaginación para resolver los problemas y atravesar los desafíos. Esta actividad tiene que ver con la vida diaria porque nos ayuda pensar en lo que podemos hacer para atravesar un desafío en nuestras vidas.

Me gustan muchos las reflexiones en este blog. Son muy interesantes. Me parece que la vida puede ser muy difícil, pero lo más importante es como nosotros podemos responder a los desafíos. Para mí, no he tenido muchos desafíos en mi vida, pero he tenido a trabajar muy duro para realizar mis sueños. Durante mi tiempo en la escuela secundaria, no tuve mucho tiempo libre porque participaba en muchos actividades como tres equipos de deportes, el club de libro anual, la banda (tocaba el oboe) y muchos más. Por eso, era difícil para mí a pasar tiempo con mis amigos o a hacer las cosas divertidas como ir a los partidos de futbol norteamericano.

Aunque estaba muy ocupada, estoy contente porque si no he trabajado tan duro, no estaría aquí en George Mason University. Son los desafíos en nuestras vidas que nos aprenden las lecciones más importantes. Yo soy la persona que soy ahora porque de lo que pasaba a mí en el pasado.

Comentarios

Name and email address are required. Your email address will not be published.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <strike> <strong> 

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 25 other followers

%d bloggers like this: